Suscríbase

Por: Karla Gutierrez

Imprimir esta página

Febrero 9th, 2017

Más de 10 razones para incluir videos en sus cursos eLearning

eLearning


Los videos en YouTube son vistos 4 miles de millones de veces cada día. Los videos en Vimeo son vistos 715 millones de veces por mes. Cabe mencionar que las personas no visitan estos sitios para ver videos de gatos chistosos únicamente.

Lecciones de biología y astronomía. Recetas. Consejos de carpintería de tipo «hágalo usted mismo». Películas. Parodias políticas. Últimas noticias. Presentaciones artísticas. Estos sitios contienen videos de todo tipo de temas y atraen personas con intereses variados. Las personas los ven para aprender, reír, llorar, sentirse impactados y ponerse en los zapatos de otras personas.


No es una sorpresa que los videos se hayan convertido en un medio para impartir capacitación en lugares de trabajo. Según la entrevista Learning Pulse de Brandon Hall Group en el 2015, el 95% de las compañías en todo el mundo usan videos para capacitar a sus colaboradores.

¿Por qué las personas amamos ver videos?

Alguna vez se ha preguntado ¿por qué los colaboradores que no logran mantenerse despiertos durante una presentación presencial de PowerPoint sí logran ver un video como si hubieran sido hipnotizados? ¿Por qué es tan fascinante este medio? 

Leer: El 50% de personas prefiere ver videos en dispositivos móviles.

En resumen, los videos encajan dentro de las preferencias de aprendizaje de la mayoría de las personas. A continuación, incluimos algunas características que los hacen sumamente atractivos:

  • Formato familiar: El increíble éxito de YouTube, Vimeo y Vine es prueba de que hoy en día las personas se sienten más cómodas consumiendo contenido mediante videos que leyendo o escuchando.
  • Más contenido interesante: El dinamismo de este formato le inyecta vida al contenido aburrido o muy técnico. Los videos representan una oportunidad para mostrar contenido de una forma cautivadora, haciendo uso de historias y escenarios de la vida real.
  • Mayor control sobre el aprendizaje: Los videos permiten que los colaboradores lleven el ritmo de aprendizaje de acuerdo a sus necesidades. El usuario puede pausar, retroceder, adelantar o reiniciar la reproducción del video para repetir, omitir o enfocarse en un pedazo de contenido particular. Según varios estudios, este control sobre el ritmo y la dirección del aprendizaje motiva a las personas a continuar aprendiendo.
  • Nitidez y brevedad: El formato de presentación audiovisual de los videos hace que el aprendizaje sea de buena calidad en términos instruccionales y que haga un uso efectivo del tiempo. Los videos agrupan una gran cantidad de información en un espacio corto, lo cual reduce el tiempo de capacitación. Los gráficos y sonidos captan múltiples sentidos y así el aprendizaje es más efectivo (mayor retención). Asimismo, un video bien hecho reduce la carga cognitiva del estudiante al eliminar el estrés, el aburrimiento y la frustración de tratar de descifrar el significado de una diapositiva cargada de sólo texto. 
  • Aprendizaje oportuno y a la carta: Los videos presentados en dispositivos móviles permiten que los colaboradores gocen de los beneficios del aprendizaje oportuno.  El formato corto y atractivo de los videos  motiva a los colaboradores a repasar las lecciones de la manera y en el momento que quieran.

¿Por qué deberían los diseñadores instruccionales amar los videos también?

Tan solo el hecho de que las personas prefieran aprender por medio de videos debería ser suficiente para convencerse de implementar esta tecnología y empezar a escribir guiones de videos, en lugar de diseñar pantallas estáticas. No obstante, existen otras razones para incluir videos en sus cursos eLearning.

Las siguientes son las razones «técnicas» que deberían motivarlo a usar este tipo de medio:

  • Compatibilidad con dispositivos móviles: Los videos son compatibles con teléfonos móviles. Con excepción de dispositivos más antiguos, todos los dispositivos móviles portátiles cuentan con la resolución de pantalla requerida y la capacidad operativa para reproducirlos sin problema. Además, el formato particular de los videos los hace más aptos para ser vistos en dispositivos móviles.
  • Facilidad de implementación: Contrario a lo que mucha gente piensa, no se necesita una aplicación sofisticada o tecnología lujosa para producir un video. Con tan solo un teléfono inteligente, cualquier miembro de su equipo puede tomar un video en segundos.
  • Mayor accesibilidad: Como hemos mencionado anteriormente, los videos son compatibles con dispositivos móviles, lo cual permite que los colaboradores consulten el material de capacitación cuando lo necesiten, creando así una experiencia de 24/7/365. Cuando usted pone el conocimiento al alcance de los colaboradores a toda hora, el aprendizaje se vuelve conveniente. Cuando los colaboradores tienen la libertad de dirigir y llevar el ritmo de la aventura de aprendizaje, es más probable que lleven sus cursos.

Asimismo, en términos instruccionales, usar videos para capacitar es de gran beneficio. Como diseñador instruccional, usted quiere que sus cursos eLearning causen el máximo impacto, es decir, que la gente hable de ellos y que marquen una diferencia en la vida de sus colaboradores. ¿Verdad? 

Las siguientes son las razones «instruccionales» que deberían motivarlo a incluir más videos en sus cursos eLearning:

  • Mayor involucramiento de los colaboradores: Los videos captan nuestra atención y nos mantienen pegados a la pantalla. No solo nos sentimos cautivados por las imágenes en movimiento, sino que también nos sentimos absorbidos por las emociones que se muestran en la pantalla. El involucramiento del colaborador aumenta cuando el material le toca el corazón y sus más profundas emociones.
  • Mejor conceptualización: Los videos transportan a la audiencia exactamente al lugar donde sucede la acción. Si usted quiere contar una historia, el video colocará al colaborador al lado del protagonista. Si usted quiere demostrar un proceso, un video llevará al colaborador justo al centro de la acción. Cuando los colaboradores pueden ver el desenlace de las acciones ante sus ojos, logran absorber los conceptos con rapidez.
  • Facilidad del aprendizaje mediante demostración: Es difícil hacer que los colaboradores visualicen y comprendan el contenido técnico mediante texto únicamente. El formato audiovisual de los videos ayuda a explicar temas que de otra forma no sería posible. Por ejemplo, le permite demostrar las etapas de un proceso complicado, los componentes de una máquina y el funcionamiento de un sistema o red. Esto facilita la comprensión y no deja espacio a la ambigüedad. 
  • Mayor retención: Hallazgos sugieren que los cursos, en las que el texto es acompañado por videos, son nueve veces más efectivas que las diapositivas con solo texto, en los casos en que los colaboradores son evaluados inmediatamente después de haber consumido el contenido. Además, la eficacia alcanza el 83% cuando los colaboradores son evaluados después de transcurrido cierto tiempo. Leer más: Cómo lograr que los participantes retengan lo aprendido en un curso eLearning

La razón principal de por qué incluir videos en eLearning: Aprendizaje móvil

Los líderes en las empresas ya saben que el consumo de videos está en aumento y que, por fortuna, es el tipo de medio ideal para el aprendizaje móvil. Dada la movilidad de los colaboradores modernos, la mejorada conectividad y la adaptabilidad de los videos a cualquier dispositivo, existe una gran oportunidad para usar más contenido multimedia de este tipo en sus cursos de aprendizaje móvil en este 2017. El contenido de aprendizaje debería ser fácil de acceder 24 horas al día, 7 días a la semana. Los videos hacen que esto sea posible en cualquier dispositivo    

Lo móvil es la nueva realidad en el aprendizaje laboral.  

 

También leer: 

¿Cómo produzco mis propios videos para agregarlos a un curso eLearning?

 

estrategias-elearning


 

Sobre Karla Gutierrez

Karla is an Inbound Marketer @Aura Interactiva, the developers of SHIFT.

  • Conéctese con Karla Gutierrez